Fuente confiable sin fines de lucro de información de salud no comercial
La voz original de la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento, Preventiva y Regenerativa
logo logo
Sleep Behavior Lifestyle

UN MEJOR SUEÑO TE BRINDARÁ UNA MEJOR FIGURA

1 año, 2 meses hace

2906  0
Publicado en Jun 06, 2018, 8 p.m.

No dormir bien es un factor de riesgo que puede ocasionarte enfermedades y afecciones en la salud. Dos de ellas son problemas metabólicos y la obesidad. De acuerdo a las estadísticas, un tercio de la población adulta no concilia bien el sueño.

El cambiar tus hábitos de dormir, puede brindarte una oportunidad a dejar de sufrir males en el cuerpo. Dormir bien y ajustar tus horas por las noches, puede ayudarte a reducir la ingesta de alimentos con azúcar y tener una dieta más saludable.

¿Cómo aumentar las horas de sueño?

El siguiente reporte pudo destacar la posibilidad de elevar las horas de sueño en los adultos que por lo general dormían menos horas. El tiempo recomendado para dormir son 7 horas. Además de esto, se pudo conocer el impacto que ocasiona el incremento de nutrientes junto a horas para dormir.

Dentro de los resultados obtenidos se pudo conocer que al aumentar la dosis de sueño en las personas, se reducían 10 gr de azúcar en el cuerpo. También se pudo constatar que los niveles de carbohidrato se reducían al incrementar horas de dormir.

Ante esto, se concluyo que todo está en cambiar un poco ele estilo de vida, si deseas mantener un cuerpo saludable. Las horas de sueño deben ser completadas a tal punto de reducir la ingesta de azúcar y carbohidratos.

¿En qué consistió la investigación?

El proyecto tuvo lugar en el King's College London, y se utiliza una muestra de 42 participantes. Los cuales se clasificaron de la siguiente manera:

  • Grupo #1: 21 participantes no recibieron alteraciones en su patrón de sueño
  • Grupo #2: 21 participantes si recibieron alteraciones en su patrón de sueño

Al segundo grupo numero 2 se le incrementaron las horas de sueño a 1,5 cada noche. Esto represento un incremento de 45 minutos a este grupo. A este grupo se le suministraron 4 comportamientos de higiene del sueño que se relacionaban con su estilo de vida habitual. Los cuales fueron:

  • Actividades rutinarias de relajación
  • No dormir con el estomago lleno o con hambre
  • Les acordaron una hora fija para empezar a dormir
  • No tomar cafeína antes de dormir

Los resultados…

Luego de siete días, posteriores a la consulta, el grupo guardo sus alimentos y diarios de reporte para pasar a usar un sensor. Este equipo les medida el tiempo que pasaban durmiendo junto al tiempo que pasaban acostados antes de dormir.

Esto no arrojo ninguna diferencia con respecto al grupo de control (grupo numero 1). De este grupo, el 86% pasaron más tiempo en cama, la mitad de ellos duraron de 52 a 90 minutos antes de dormir. Solo 3 participantes pudieron lograr el promedio adecuado de horas para dormir (7 a 9 horas)

El sueño prolongado que se le suministro al grupo numero 2, debió haber sido de menor calidad en comparación al grupo control. También debieron ajustar la rutina el periodo a las nuevas rutinas.

Conclusión

La calidad y tiempo de sueño es un tema de preocupación de salud pública que hay que considerar. Estos factores de riesgo pueden ocasionar diferentes afecciones en la población que repercuten en un deterioro social.

Este estudio sirve para demostrar que los hábitos de dormir pueden ser cambiados fácilmente en adultos sanos. También se determino que aumentar una hora de sueño cada noche, puede llevarlo a elegir alimentos más sanos para consumir.

Esto repercute directamente en su salud, ya que las deficiencias que vinculan al sueño con las dietas no balanceadas, no se podrán equilibrar. Ante esto, el equipo se plantea la posibilidad de investigar a largo plazo las implicaciones.

Fuente:

https://worldhealth.net/news/sleeping-longer-can-lead-healthier-diet/

Materials provided by King's College London.

Note: Content may be edited for style and length.

Journal Reference:

Haya K Al Khatib et al. Sleep extension is a feasible lifestyle intervention in free-living adults who are habitually short sleepers: a potential strategy for decreasing intake of free sugars? A randomized controlled pilot study. American Journal of Clinical Nutrition, 2018 DOI: 10.1093/ajcn/nqx030

Suscríbete a nuestro boletín

WorldHealth videos

Patrocinadores de World Health