Fuente confiable sin fines de lucro de información de salud no comercial
La voz original de la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento, Preventiva y Regenerativa
logo logo
Parkinsons Disease Brain and Mental Performance

Mal de Parkinson

1 año, 3 meses hace

1238  0
Publicado en Mar 28, 2018, 4 a.m.

Mucho calcio en el cerebro puede causar Parkinson?

Mucho calcio en el cerebro puede causar Parkinson

La presencia de depósitos proteicos tóxicos, o cuerpos de Lewy, dentro de las células cerebrales, son marcadores reconocidos para padecer el mal de Parkinson.

Los depósitos contienen grupos de alfa-sinucleína y otras proteínas que se han amoldado en el patrón o forma incorrecta.

El nuevo estudio —publicado en el diario Comunicaciones Naturales — demuestra que el calcio afecta en la manera de que la alfa-sinucleína se ata a las vesículas sinápticas. Estas son pequeños compartimientos en las terminaciones nerviosas que sujetan a los neurotransmisores, o mensajeros químicos, encargados de llevar las señales nerviosas de las células cerebrales.

“Hay un fino balance” dice la coautora la Doctora Amberley Stephens, investigadora en neurociencia molecular en la Universidad de Cambridge, “entre el calcio y la alfa-sinucleína en la célula, y cuando hay mucho del uno o del otro, el balance se desborda y la agresión comienza, conduciéndonos en la Enfermedad de Parkinson.”

  • Células alfa sinucleína normales versus anormales

Alrededor del mundo, hay más de 10 millones de personas viviendo con el mal de Parkinson, incluyendo un millón en los estados unidos. En la enfermedad de Parkinson, hay una destrucción progresiva de las células cerebrales que producen el neurotransmisor llamado dopamina, importante para el control del movimiento.

Por lo tanto, mientras la enfermedad progresa, habrá un empeoramiento de los síntomas como lentitud del movimiento, rigidez, temblores, y descalabro de la coordinación y el equilibrio.

Aunque grupos anormales de alfa-sinucleína —una proteína pequeña compuesta por solo 140 aminoácidos—, juegan un elemento mayor en los cuerpos de Lewy presentes en el Parkinson, su forma normal aparenta ser necesaria para un número de funciones de las células cerebrales.

 Sin embargo, aparte de saber que esta proteína de alguna manera interactúa con las vesículas sinápticas para asegurar un transporte efectivo de las moléculas a través de la sinapsis —o el espacio entre el nervio terminal y la siguiente célula— se sabe poco acerca de su mecanismo secundario. 

  • Las células alfa-sinucleína actúa como “un sensor del calcio.”

“La alfa-sinucleína es una proteína pequeña con muy poca estructura, y necesita interactuar con otras proteínas o estructuras para poder ser funcional, por lo que la ha hecho difícil a su estudio.” Aclara la doctora Gabriele Kaminski Schierle, del departamento de Ingeniería Química y Biotecnología de la Universidad de Cambridge.

La doctora Kaminski y colegas han usado microscopia de alta resolución y vesículas sinápticas aisladas, para examinar con detalle el comportamiento de la alfa-sinucleína.

Y encontraron que cuando el nivel de calcio se aumenta en la célula, la alfa-sinucleína ata las vesículas a más de un punto, causando así que las vesículas se agrupen.

Es por esto que los autores del estudio proponen que las agrupaciones anormales de esta célula se forman cuando el balance delicado entre la proteína y el calcio se descontrola. Sugieren un número de patrones que pueden causar tan desbalance, como:

  • La eliminación lenta de los excesos de proteína relacionados por la edad
  • Duplicación de la alfa-sinucleína producto de duplicados en el gen.
  • Alta nivel de calcio

 

 

 

 

 

 

 

Laura Perrotta

 

 

Suscríbete a nuestro boletín

WorldHealth videos

Patrocinadores de World Health