Fuente confiable sin fines de lucro de información de salud no comercial
La voz original de la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento, Preventiva y Regenerativa
logo logo
Weight and Obesity

LA OBESIDAD ES CONTAGIOSA ¿SERÁ ESTO VERDAD?

1 año hace

1037  0
Publicado en Nov 15, 2018, 8 a.m.

De acuerdo a un estudio muy interesante y revelador realizado en los Estados Unidos indica las posibilidades de ser contagiosa la obesidad. Si vivimos en una comunidad en donde el índice de esta condición es alta, corremos el riesgo de padecerla nosotros y el núcleo familiar.

El proceso de estudio e investigación se llevó a cabo en las instalaciones militares del Ejército de los Estados Unidos. En este, se estudiaron a más de 1.500 familias que hacen vida en este lugar. Los hallazgos realizados dan pie para conocer los índices altos de obesidad  en ciertas zonas geográficas.

Ashlesha Datar, autora de la investigación explica que si vivimos en una comunidad de obsesos y esto es socialmente aceptado, corremos el riesgo de ser obesos. Podemos cambiar nuestros hábitos alimenticios, de ejercicios y tamaño corporal.

¿Por qué se considera la obesidad un trastorno que se puede contagiar?

Dentro del estudio realizado se pudo encontrar un fenómeno que ocurre y lleva el nombre de Contagio Social. Este proceso es lo que se cree que ocurre, sin embargo, el estudio no pudo probar un vínculo directo. Datar es economista del Centro de investigación Económica y social de la Universidad de California quien dijo:

Podemos concluir que es más propenso el hecho de volverse obeso cuando tenemos un entorno social que lo califica como correcto. Por su parte, Nancy Nicosia, coautora de RAND Corp. tomaron de muestra a las familias que hacen vida en el Ejército de los Estados Unidos.

Estas comunidades de familias son trasladadas a determinados lugares en donde conforman una sociedad de convivencia. Por lo general son enviados a zonas donde se requieren y no donde ellos desean. Esta acción elimina de la teoría de la obesidad que las personas con esta condición se vinculan con otras como ellas.

¿Cómo se desarrolló el estudio?

El proceso de investigación se inició con la recolección de la muestra de una serie de datos entre el 2013  y el 2014. Una población que se clasificó en 1.300 adultos y 1.100 niños. Estas estaban localizadas en aproximadamente 38 bases militares norteamericanas dentro del territorio.

Lo que buscaba Datar era observar si había relación entre el sobrepeso adquirido en familias que se ubicaban en condados con tasas altas de obesidad. Ante esto, el equipo realizó investigaciones y revisaron el IMC (índice de masa corporal) de las familias. Este indicador se conforma de la altura y el peso de una persona para medir la grasa corporal.

Tras esto, evaluaron el entorno en donde se desarrollaban y sacaron información pertinente al caso como: número de tiendas de comestibles, instalaciones deportivas y recreativas, y todo aquello que influía en la condición física.

Dentro de la creación de la data, los investigadores realizaron una ponderación en los condados con mayor índice de obesidad. Los valores iban entre 21% (El Paso County, Colo) y el 38% (Vernon County, La.).

Opiniones de Datar sobre el estudio

Datar, quien es la autora principal del estudio realizó comentario y emitió opiniones con respecto al proceso. Ante esto dijo: el análisis nos pudo confirmar que las familias militares asignadas a condados cuyo índice de obesidad era mayor, las probabilidades que ellos aumentaron de peso también lo eran.

Por otra parte, si enviamos a familias a condados cuyo índice de obesidad es bajo, reducen las probabilidades de obesidad en ella. Estas aseveraciones tienen una particularidad, expresó Datar y son:

A pesar del análisis del estudio, este no logró demostrar un vínculo directo entre los entornos compartidos en el vecindario y el acceso a sus instalaciones deportivas y de alimentación, como un elemento de impulso a la obesidad.

Otras opiniones de expertos sobre el estudio

Otros expertos como Lona Sandon, profesora asistente de nutrición de la clínica en el Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas en Dallas, quien agregó:

Existen estudios respaldados que indican que nuestro entorno es capaz de influir directamente en nuestro comportamiento. Junto a esto, incluyen también en nuestros valores y creencias. Dentro de las opciones, entra nuestro hábito alimenticio, la salud y la actividad física.

Cuando la sociedad en masa acepta o desacredita un comportamiento o condición física, esto influye para que los demás cambien.  Esto puede llevarnos a una conclusión muy sorpréndete: nosotros no podemos controlar nuestro comportamiento, lo hace el entorno.

A pesar que Sandon no participó en el estudio, recalcó: que las posibilidades son altas de influencia en el cambio físico y de hábito alimenticio en estos condados. En especial en donde el índice de obesidad es mayor. La mejor forma de  mejorar tu estilo de vida es juntándose con personas con un mismo interés que el tuyo.

Fuente:

https://www.webmd.com/diet/obesity/news/20180123/is-obesity-contagious#1

 Ashlesha Datar, Ph.D., senior economist and director, Program on Children and Families, Center for Economic and Social Research, University of Southern California, Los Angeles; Lona Sandon, R.D., assistant professor of clinical nutrition, and program director, department of clinical nutrition, school of health professions, University of Texas Southwestern Medical Center at Dallas; Jan. 22, 2018,JAMA, online

 

WorldHealth videos

Patrocinadores de World Health