Fuente confiable sin fines de lucro de información de salud no comercial
La voz original de la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento, Preventiva y Regenerativa
logo logo
Regenerative Medicine Stem Cell Research

EXOSOMAS: EL NUEVO PASO EN LA TECNOLOGÍA DE LAS CÉLULAS MADRE

3 semanas, 5 días hace

131  0
Publicado en Nov 22, 2018, 6 p.m.

Ya hace mucho desde que las células madre revolucionaron el mundo médico.

Con ellas los científicos descubrieron un montón de aplicaciones posibles para llevar la medicina humana a otro nivel. Y ahora, en los años recientes, se han topado con su evolución: los exosomas.

¿Qué son los exosomas?

Los exosomas pueden ser definidos como un complejo proteico presente en las vesículas que rodean a las células madre. Se considera que tienen lugar en prácticamente todos los fluidos del cuerpo que contienen eucariotas. Los dos ejemplos más comunes son la sangre y la orina.

Un punto interesante de los exosomas es que pueden surgir tanto de células buenas como de las malas. Esta disposición afecta considerablemente los efectos que tendrán al final. Así los que surgen de células en buen estado resultan provechosas, mientras que los de las otras pueden ser riesgosas.

Diferencias entre los exosomas y las células madre jóvenes

Las células madres jóvenes y los exosomas no pueden ser totalmente distanciados, debido a la estrecha relación que poseen. Aunque las primeras son más difíciles de manipular. Muy por el contrario, los segundos se muestran mucho más dóciles.

Esa cualidad ha hecho pensar a los especialistas en la posibilidad de aplicarlos con mayor rapidez. Así mismo se podría evadir o evitar muchos de los problemas que genera el control de células madre jóvenes.

Finalmente, la diferencia crucial entre los exosomas y las células madres jóvenes es que estas contienen a aquellos. De hecho, ni siquiera se los conocería de no ser por el estudio que se ha realizado a dichas células.

Aspectos positivos de los exosomas

Al ponderar sobre los aspectos positivos presentes en los exosomas, los especialistas se fijan minuciosamente en lo que no hacen. Esta forma tan particular de ponderación parte del principio de Hipócrates “No dañar”.

De ese modo el juicio final recae sobre los males que de ninguna manera podría ocasionar un exosoma. Ello implica también el no poder contribuir a una enfermedad que ya esté en desarrollo. Pues bien, según esta perspectiva, se puede agrupar los aspectos positivos en tres:

No pueden ocasionar inflamaciones

Esta es una condición que parte de lo más fundamental de los exosomas: el hecho de ser antiinflamatorios. Por ende, su aplicación no podría ocasionar inflamaciones bajo ninguna circunstancia. Con esto los doctores se evitan varias preocupaciones al utilizarlos.

No pueden tener el ADN de la célula madre contribuyente

Esto se relaciona con la posibilidad de que el exosoma esté libre de las cargas del ADN. Es algo muy ventajoso por cuanto asegura que la aplicación del mismo no generará daños por el contenido genético.

No pueden poseer el tipo de sangre de una célula madre mesenquimal

Es prácticamente imposible que un exosoma sea rechazado, cosa muy distinta a lo que pasa con las células madres mesenquimales. Esto, junto a la condición anterior, da pie a una infinidad de aplicaciones con altos niveles de seguridad.

Posibles usos de los exosomas

Tratamiento de la barrera hematoencefálica

Esta aplicación es posible gracias a una característica descubierta recientemente sobre los exosomas. Resulta que estos últimos son tan pequeños como las nanopartículas. Por ese motivo pueden atravesar la barrera hematoencefálica sin ningún problema en búsqueda de males.

Regeneración directa

Antes solía creerse que las células madres mesenquimales eran las responsables detrás del tratamiento de los desórdenes nuerogenerativos. No obstante, los últimos avances han descatalogado eso.

La realidad es que los exosomas presentes en dichas células madres son los verdaderos agentes de actuación. Por consiguiente, se los puede utilizar directamente sin tener que recurrir a ellas. Haciéndolo así los doctores se ahorrarán dos cosas: tiempo de ejecución y riesgos de inflamación.

Suscríbete a nuestro boletín

WorldHealth videos

Patrocinadores de World Health