Fuente confiable sin fines de lucro de información de salud no comercial
La voz original de la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento, Preventiva y Regenerativa
logo logo
Respiratory Cardio-Vascular

EL RIESGO DE ATAQUE CARDÍACO AUMENTA CON GRIPE

1 año, 4 meses hace

3321  0
Publicado en Jun 05, 2018, 7 p.m.

Estar engripado, aumenta los riesgos de un ataque al corazón. Esto era lo que aseguraban algunos científicos y médicos, por lo que se despertó una gran inquietud. No faltó demasiado tiempo para que se comenzaran a llevar a cabo investigaciones al respecto. Todo para comprobar si esta relación era real.

Se realizó una amplia investigación para poder llegar a una conclusión que satisficiera a todos. Tanto médicos como especialistas, necesitaban una respuesta veras, para sus pacientes. Sin embargo, los resultados no fueron los más alentadores que ellos mismos esperaban.

¿Hay una relación entre la gripe y un ataque cardíaco?

Las personas de edades más avanzadas, fueron las que despertaron mayores preocupaciones. Esto se debe a que sí hay una relación entre una simple gripe y un ataque al corazón. Luego de superar de forma exitosa una gripe normal, hay mayores riesgos de un ataque al corazón.

Esto se debe a que nuestro sistema inmune se encuentra un poco más débil. Puede ser una de las principales razones, sin embargo, esto no es todo. Las probabilidades aumentan si la gripe es antes o después de una hospitalización un ataque cardíaco. Además, es independiente del factor vacuna y su efectividad contra la gripe.

Otros factores de riesgo

La gripe no es la única que puede despertar los riesgos de un paro cardíaco. Todas las enfermedades respiratorias resultan contraproducentes en este aspecto. Aumentan de forma considerable los riesgos. Lo que invita a los pacientes a tomar las prevenciones necesarias para una y otra afección.

Como si esto no fuese poco, un laboratorio hizo un descubrimiento sorprendente. Sobre todo para la comunidad médica. Confirmaron la relación entre una enfermedad como la influenza y el infarto de miocardio. El tiempo entre una y otra, fue tan solo de 7 días, un hecho sorprendente.

Gracias a los historiales sanitarios, es que se pudo comprobar la relación. Las personas que contrajeron virus respiratorios, mostraron la conexión con el infarto de miocardio. Lo que más sorprende a los investigadores, es que el hecho de estar vacunado, no redujo la cifra en lo absoluto.

Los casos estudiados

Se lograron analizar más de 300 casos de hospitalización por infarto de miocardio. En un 90% de los casos, todos fueron ingresados un año antes en el hospital. Gracias al registro, se pudo comprobar la presencia de influencia en cada uno de ellos. Una cifra aunque exagerada, muy real.

Las hospitalizaciones ocurrieron en una brecha de 7 días, conocido como intervalo de riesgo. El nivel de riesgo es tres veces mayor durante este período. Sin embargo, cuando este es superado, la cifra comienza a descender de forma constante. Además de que la cifra parece afectar por igual a hombres y mujeres.

Las causas de la relación

Algunos científicos e investigadores, atribuyen esta relación a las sustancias químicas empleadas. Estas causan una inflamación dentro del cuerpo para combatir la gripe. Lo que podría terminar provocando el infarto del miocardio en un tiempo alarmante, una vez superada la primera infección.

Los niveles altos de citocinas proinflamatorias, puede provocar efectos indeseados. La disfunción de las paredes de las arterias, puede terminar por romperse, provocando el infarto. El desalojo de las placas, es en la mayoría de los casos, las responsables.

Sin embargo, estas teorías no tienen una base firme que revele su causa. Las especulaciones no tienen cabida dentro de la ciencia médica. Es por ello, que se requieren de más investigaciones, que puedan confirmar la causa de esta relación gripe – paro cardíaco. Ya es un hecho innegable que existe, puesto que los registros médicos, se han encargado de comprobarlo.

Fuente: 

https://worldhealth.net/news/risk-heart-attack-rises-flu/

 http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1702090

Note: Content may be edited for style and length.

Suscríbete a nuestro boletín

WorldHealth videos

Patrocinadores de World Health