Fuente confiable sin fines de lucro de información de salud no comercial
La voz original de la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento, Preventiva y Regenerativa
logo logo
Women's Health

EL EJERCICIO FÍSICO CONSTANTE NO ACELERA LA MENOPAUSIA

1 mes hace

221  0
Publicado en Sep 15, 2018, 7 p.m.

La profesora Elizabeth Bertone-Johnson, ha dirigido un estudio en torno a la relación entre la actividad física y la menopausia. Ella es profesora de epidemiología de la Universidad de Massachusetts. Con este estudio procura abrir más el entendimiento respecto a este tema tan particular.

Los hallazgos de la investigación presente revelaron que no hay vínculo entre ambas cosas. Con ello los investigadores aclararon finalmente la diferencia de opiniones suscitada por anteriores estudios. De igual forma se aventuraron a considerar otros factores que podrían jugar un papel.

Antecedentes del estudio

Antes que la profesora Elizabeth y sus colegas dirigieran este estudio, ya varios autores habían buscado las mismas respuestas. Entre esos otros investigadores algunos obtuvieron resultados que coinciden con los de Bertone-Johnson. Otros, en cambio, concluyeron todo lo contrario.

De ese modo algunas investigaciones arrojaban un resultado positivo. Este consistía en que las mujeres que realizaban ejercicios frecuentemente tenían un menor riesgo de menopausia. Eso aplicaba para todas aquellas que tuvieran menos de 45 años de edad.

Por el otro lado las otras investigaciones diferían. Para estas mientras más se ejercitaran las mujeres más propensas eran a sufrir menopausia antes de tiempo. En consecuencia hubo un conflicto de criterios antes del estudio liderado por Bertone-Johnson.

¿Con quiénes se hizo el estudio?

Para llevar a cabo su estudio la profesora Elizabeth trabajó con un total de 107.000 mujeres. Todas eran residentes de los Estados Unidos. Así mismo contaban con edades comprendidas entre los 25 y los 42 años.

Los datos médicos de dichas mujeres fueron seguidos en un rango total de 20 años. Del análisis de los mismos partieron los investigadores para llegar a las conclusiones que obtuvieron.

Resultados de la investigación

Los investigadores encontraron que no hay ninguna conexión entre la actividad física frecuente y la menopausia temprana. La líder Bertone-Johnson refirió que esto fue posible gracias al paradigma adoptado para el estudio. El alcance, la precisión y el diseño prospectivo fueron claves.

La profesora opinó acerca de las investigaciones llevadas a cabo antes de la suya y que obtuvieron resultados contrarios. Según ella en tales estudios los efectos de la actividad física en el adelanto de la menopausia fueron casi insignificantes.

En contraste con ellos la profesora Elizabeth resaltó que su estudio demuestra que no hay nexo. No existe relación alguna entre el ejercicio y la menopausia temprana. Sus resultados lo respaldan por sí mismos, y en conjunto con otras investigaciones proveen evidencia sustancial de ello.

No obstante, uno de los autores realizó una advertencia en cuanto a los resultados. Se trata de Mingfei Zhao, un estudiante graduado de la Universidad de Massachusetts.

Él preciso que la actividad física frecuente en mujeres no garantiza que el riesgo de la menopausia temprana sea bajo. Tan solo se sabe que el ejercicio no la acelera. Aun así instó a las que no tienen menopausia a ejercitarse, pues ello les generará buena salud.

Para tal fin argumentó que la actividad física reduce el riesgo de infartos, cáncer de seno, entre otros males. De la misma forma señaló que sus estudios no sugieren que las mujeres premenopáusicas no deban ejercitarse.

¿Qué otros factores juegan un papel?

Los investigadores también procuraron detectar otros factores que podrían tener que ver con el adelanto de la menopausia. Así hallaron que el alto consumo de calcio y vitamina D en las comidas diarias se asocia con riesgo bajo.

Encontraron lo mismo respecto a los vegetales. Estos consumidos en gran medida también se relacionan con el riesgo bajo. En contraste la proteína animal y el hábito de fumar fueron asociados con altos niveles de riesgo.

Zhao aseguró que están trabajando en otros factores que también jueguen quizás un papel. Sin embargo, el estudio en sí no demuestra que estos factores realmente disminuyan o aumenten el riesgo. Por ende son solo posibilidades o hipótesis no confirmadas aún.

Fuente:

https://www.webmd.com/menopause/news/20180907/exercise-wont-speed-slow-menopause-study-finds

Journal reference:

Human Reproduction, news release, Sept. 4, 2018

Suscríbete a nuestro boletín

WorldHealth videos

Patrocinadores de World Health