Fuente confiable sin fines de lucro de información de salud no comercial
La voz original de la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento, Preventiva y Regenerativa
logo logo
Lifestyle Healthcare and Information

DUCHAS FRÍAS PUEDEN SER BENEFICIOSAS

1 año, 4 meses hace

3494  0
Publicado en Mar 09, 2018, 4 a.m.

¿Sabías que las duchas con agua fría son tan beneficiosas como las duchas con agua tibia?  Seguro dirás que no lo sabes o que no lo son…

Lo cierto es que en efecto, sí son beneficiosas. Una ducha fría te ayuda a despertar la mente con entusiasmo. Al estar en contacto con tu cuerpo te obliga a estar atento todo el día. Es propicia para el buen funcionamiento de la circulación.  Y aunque parezca desagradable al principio, notarás que repotencia tu fuerza interna y externa.

Las duchas frías son altamente beneficiosas para la salud, así lo han demostrado varios estudios realizados. Sus resultados muestran que ellas no queman grasa, pero que su activación en el cuerpo ayuda a perder peso.  Los médicos sugieren que tomes una ducha entre 14, 15 hasta 32°C para que la tasa metabólica aumente. Claro que también dependerá de tu alimentación y tu estilo de vida.

¿Qué otros beneficios brinda una ducha fría?

Una buena ducha de agua fría ayuda a disminuir el ritmo cardiaco. Los niveles de cortisol también se ven disminuidos con ella. Ayuda a bajar la inflamación de los músculos. Coopera para bajar el nivel de estrés. El colesterol baja su nivel o se estabiliza. Activan una grasa especial color marrón en el cuerpo que te ayuda a mantenerlo en calor.

Otros de los beneficios es que si amanece un día frío o de lluvia, tu cuerpo mantendrá su temperatura y no se afectará por alergias o resfriados. De igual forma ayudan a mantener los músculos activos, hacerlos más fuertes y te obligan a moverte rápido para calentarte. Son vigorizantes y ciento por ciento saludables.

¿Qué demostraron estos estudios?

Los estudios dictaminaron que la activación de esa grasa especial llamada grasa marrón, por la acción de la ducha fría, te ayuda a rebajar de peso. Es posible que las duchas frías brinden impulsos acelerados de energía al momento de descender esas segregaciones producidas en las glándulas suprarrenales.

Se diagnosticó en el estudio que los pacientes del experimento redujeron en un 29% su enfermedad en tan solo 90 días de prueba. Todos estos resultados fueron achacados al uso diario del agua fría sobre sus cuerpos. A su vez estos pacientes demostraron que las duchas frías les brindaron diariamente una mayor energía.

Se evidenció que no solo servían para el cuerpo, sino, también para el cabello.  Son excelentes para su fortalecimiento. El agua fría aplana las cutículas, disminuye fracturas de las hebras de pelo, Bloquea la humedad. Para los poros también es ideal una ducha de agua fría, ellos se ajustarán y te harán lucir mejor. Este tipo de ducha disminuye el enrojecimiento de la piel, la hinchazón de los músculos y mantiene una circulación sin alteraciones.

 

Pero ¿qué hay del agua caliente?

Los dermatólogos sugieren el uso combinado de agua fría y caliente.  Alternándolas todos los días.  Primero utilizan la caliente luego la fría. La caliente de 5 minutos o 10 y la fría el tiempo que desees. La idea es combinarlas para activar una mejor circulación y que surtan efectos todas sus bondades en tu cuerpo.

Los cambios producidos entre una temperatura y otra hacen que la sangre se eleve a la superficie y luego pase hasta el núcleo. Al hacer estos cambios ayuda al funcionamiento de todos los órganos y del cerebro de manera especial.

Recomendaciones

La ducha de agua fría es una fuente energética que te proporciona bienestar. Se recomienda su uso luego de actividades físicas extremas. En este caso invitan unos 24 minutos de uno a cuatro días para ayudarte a eliminar los dolores musculares producidos por la ejercitación. El ácido láctico cambiará y se reducirá la degradación y la hinchazón de los tejidos.

Si lo que tienes es estrés, una ducha fría te aumentará el estado anímico y le dirá adiós a tu depresión o estrés. Recuerda que se ha demostrado que los receptores enviarán a las terminaciones nerviosas de tu cerebro cada uno de los impulsos generados por el agua fría.

Conclusión

Este estudio afirma que la ducha fría sí es beneficiosa para la salud. Además, se afirma que ayuda a la circulación, a mejorar el ánimo y a evitar el estrés. Por todo lo que se ha escrito te sugerimos probar una ducha de agua fría. Tómala y siente la diferencia. Saca provecho a las cosas sencillas que te da la naturaleza para el beneficio de la salud de tu cuerpo.

Fuente:

Materials provided by:

The Alternative Daily

Nota: El contenido puede editarse por estilo y duración.

Suscríbete a nuestro boletín

WorldHealth videos

Patrocinadores de World Health