Fuente confiable sin fines de lucro de información de salud no comercial
La voz original de la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento, Preventiva y Regenerativa
logo logo
Cancer Men's Health

DEMASIADA VITAMINA D AUMENTA EL RIESGO DE CÁNCER DE PRÓSTATA

10 meses hace

6221  0
Publicado en May 22, 2018, 5 p.m.

Un de las causas de muerte más frecuentes en los hombres, es el cáncer de Próstata. Las estadísticas demuestran que la cifra es alarmante. Hablamos de una población de cien mil habitantes, del cual el 45,33% padece de cáncer de próstata. Se focaliza en primer lugar en el pulmón, en segundo lugar, la próstata.

Entre los factores de riesgo para que el cáncer de próstata se desarrolle, está la edad. Son los hombres de 65 años los más proclives a padecerlo. También en edades muy avanzadas con la concentración de la vitamina D es menor. Por lo que se aprecia una mayor probabilidad de su desarrollo.

Esto que hace que sea un factor de riesgo el desarrollo del cáncer de próstata en estos pacientes. Otro factor de riesgo en los hombres son los que tiene la piel oscura. Esto hace que tenga mayor tendencia a desarrollarla. La alta concentración de la melanina en la piel dificulta la síntesis de la vitamina D.

El diagnóstico del cáncer de próstata

Para hacer un diagnóstico asertivo del cáncer de próstata se debe hacer mediante al tacto rectal. Un examen mediante el cual se determine la concentración plasmática del antígeno prostático. Una ecografía trans-rectal con biopsia prostática demostrando la presencia de células malignas.

Si en este se palpa algún quiste debe efectuarse una biopsia prostática. Por ello, la mejor forma de diagnosticarlo, es mediante el recto. Independiente del valor del PSA. Se ha observado que la determinación del PSA junto con la realización del tacto rectal aumenta la tasa de diagnóstico.

Relación la vitamina D y el riesgo del cáncer de próstata

En los años 90 existía la hipótesis de que la falta de vitamina D era un factor de riesgo para el cáncer de próstata. Según Schwartz y Hulka argumentan que existían varios factores de riesgos para esta enfermedad. Algunas de ellas eran, la edad avanzada, la raza afro-africana y las latitudes elevadas.

La menor concentración de vitamina D o mayor concentración de esta podría ser un factor de riesgo. Esta hormona inhibe el crecimiento tumoral de las células prostáticas cancerígenas en ratas. Así se puede apreciar una relación a la inhibición de la expresión del oncogen c-myc  según el investigador Fleming y cols.

Algunos estudios, encuentran la relación entre la concentración plasmática de vitamina D y el riesgo de cáncer de próstata. La falta de vitamina D aumenta con la edad. Ahí es donde esa constatación se aprecia mejor. Cómo es que los adultos mayores tienen la epidermis más fina  disminuyendo los valores de 7-dehidrocolesterol.

¿Beneficios de la vitamina D?

Los tumores calificados agresivos demandan de tratamiento quirurgo de la próstata. En su defecto de radioterapia, tiende a ser una buena opción. Son los considerados menos agresivos. Además que pueden mantenerse en vigilancia médica activa. Esto es gracias a los chequeos anuales para saber si el tumor avanza o no.

Una serie de estudios comprobaron una teoría interesante. Los hombres que tomaron vitamina D visualizaron mejorías en sus tumores de próstata. Mientras que el otro grupo de hombres quedaron igual o empeoraron. La vitamina D provocó cambios drásticos en los niveles de expresión de muchos lípidos y proteínas.

En realidad no se sabe a ciencia cierta si el uso excesivo de  vitamina D aumenta el cáncer de próstata. Algunos argumentan que tal vez, mantener un uso adecuado lo previene. Algunos estudios posteriores podrían ratificar o negar esta teoría.

Sin embargo, se esperan nuevas respuesta por parte de los científicos. Comprobado que el uso de la vitamina D, aumenta el cáncer de próstata, se tomarán las medidas pertinentes. Esto podría ayudar a encontrar mejores terapias y tratamientos para el cáncer de próstata.

Fuente:

https://worldhealth.net/news/too_much_vitamin_d_raises_prostate_cance/

SOURCE/REFERENCE: International Journal of Cancer. 2004;108:104-108.

Suscríbete a nuestro boletín

WorldHealth videos

Patrocinadores de World Health